Menú Cerrar

Publicado en: HSB Noticias.

La caléndula, la valeriana, el eucalipto, la stevia, el guarana, entre otros se deben importar para la producción de la industria naturista en Colombia.

Colombia, país de remedios caseros por excelencia, donde tomar agua aromática es costumbre, se ve perjudicada ante la necesidad de importar 8 de cada 10 plantas medicinales, pagando 4.6 mil millones de pesos al extranjero, dinero que debería llegar a los indígenas y campesinos del país.

Colombia cuenta con cerca de 2.400 plantas nativas con uso medicinal, de las cuales 214 son exclusivas de nuestro país y 1.442 son del Neotrópico, todas cultivables pero por ausencia de coordinación administrativa entre el Ministerio de Salud, INVIMA, Secretarias territoriales de salud, Ministerio de Agricultura se debe importar un alto porcentaje. Sólo 159 plantas se encuentran aprobadas oficialmente.

Plantas medicinales como la valeriana, la caléndula, la ortiga, el propóleo, el eucalipto, totumo, té verde, alcachofa, flores de caléndula, el guaraná, la maca, el noni, la estevia, entre otras, deben ser importadas, dejando fuera de la cadena de valor a los cultivadores campesinos e indígenas, situacion desfavorable más aun cuando esta población colombiana requiere una estrategia para la sustitución de cultivos ilícitos, los cuales podrían transformarse en cultivos legales de plantas medicinales.

Según la directora ejecutiva de la Federación Naturista Colombiana (FENAT), Yahel Bibiana Bueno Pineda, la falta de políticas públicas incluyentes en salud y agropecuarias que incluyan a la industria nacional naturista y a los cultivadores primarios ocasiona impactos negativos en ingresos económicos para el país, generación de empleo, sustituciones de cultivos ilícitos, competitividad y el no tener un producto colombiano tipo exportación.

Es impresindible para Colombia participar de la tajada del mercado mundial que oscila entre los 14 mil billones de dólares, beneficiando así a la industria nacional.

Yahel Bibiana expresa: “Es ilógico que mientras se tengan acuerdos de competitividad, no hayamos comenzado la tareas necesarias como la de implementar las buenas prácticas de cultivo de plantas medicinales BPCPM, quitándole una gran posibilidad a nuestros campesinos e indígenas de participar en una cadena productiva sostenible, en nuestro campo de acción”.  Además de tener todos los pisos térmicos necesarios para una producción de plantas medicinales a escalas mayores.

Manifiesta también que Colombia, un país con Biodiversidad y toda la posibilidad de desarrollar el Biocomercio, no está trabajando rumbo a un Sistema agropecuario Sostenible, frente a las plantas medicinales. Contamos con innumerables estudios científicos y académicos, pero que lamentablemente no pasan a la ejecución y se quedan en el papel.

Propuesta del gremio naturista

El gremio naturista plantea al Gobierno Nacional poner en marcha el Acuerdo Nacional de Competitividad 2015-2025, Desarrollar Guía y normas técnicas específicas al agro y al sector salud naturista, incluir los productos a base de plantas medicinales en el programa de transformación productiva del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo,  implementar con los entes territoriales, las regiones planes pilotos de cultivo de plantas medicinales.

En estos acuerdos y Documentos se específica el facilitar la incorporación de esta actividad económica como una alternativa agroindustrial para los productores agrícolas, proveedores de insumos, laboratorios, universidades, empresas comercializadoras, transformadoras, prestadoras de servicios, de tal manera que se atienda a las  demandas crecientes de productos derivados de la biodiversidad colombiana. El Gremio Naturista nacional quiere trabajar con el gobierno, “Es un engranaje que ayudaría a una gran cadena económica y agroindustrial en donde todos seamos los beneficiados, y que el gran resultado lo tenga el país”.

Link del artículo: https://hsbnoticias.com/noticias/economia/el-pais-pierde-46-mil-millones-importando-plantas-medicinal-146387